Lista de páginas

Translate

miércoles, 27 de enero de 2016

Documento Derechos Humanos, I Unidad


UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE HONDURAS EN EL VALLE DE SULA
UNAH-VS

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS SOCIALES

PROGRAMA / I PERIODO 2016

NOMBRE DE LA ASIGNATURA:     DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS  
 CÓDIGO: CP-015     UV: 3
                     
OBJETIVO GENERAL:

1)    Desarrollar pensamiento crítico y reflexivo acerca de la importancia de los derechos humanos como mecanismo fundamental para consolidar la dignidad humana.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

1)         Contextualizar el proceso histórico que han tenido los derechos humanos a lo largo de la historia.
2)         Conceptualizar colectivamente lo que son derechos humanos.
3)         Analizar los diferentes convenios internacionales en materia de derechos humanos.
4)         Evaluar la aplicabilidad de los convenios y tratados internaciones en materia de derechos humanos de los que Honduras ha firmado y ratificado.
5)          Identificar los factores que obstaculizan el ejercicio de los Derechos Humanos en Honduras.
6)         Formular alternativas para la restitución de derechos de aquellos sectores excluidos históricamente de la sociedad.


Unidad Temática
Evaluación/Puntaje
Duración  (Período/total horas)
Primera Unidad
CONCEPTUALIZAZACION Y SURGIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS
-       Aspectos generales de los DD.HH
-       Evolución Histórica e los DD.HH
-       Fundamentos de los DD.HH
-       Otros elementos a consideración
Prueba escrita 15%

Trabajo en grupo    5%
. 25 de enero al 17 de febrero (12 horas)

Segunda Unidad
DECLARACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS Y LOS TIPOS DE DERECHOS
-       Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU, 1948)
-       Otras declaraciones de derechos
-       Tipología de los DD.HH
Prueba escrita 20%

Exposición Grupales 5%
22 de febrero al 14 de marzo (10 horas)
Tercera Unidad
DERECHOS HUMANOS EN SITUACIÓN
1.    - Convenciones sobre derechos de la niñez, mujeres y jóvenes.
2.    - Principios y garantías en Derechos Humanos.
Prueba escrita 20%

Trabajo en grupo  5%
15 de marzo al 11 de abril (9 horas)
Cuarta Unidad
SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS
1. - Situación de derechos civiles y políticos; derechos económicos sociales y culturales; derechos de los pueblos.
2. - Políticas públicas en Derechos humanos.
Prueba escrita 15%

Informe de investigación 15%

12 al 27 de abril (8 horas)

Estrategias didácticas: Exposiciones magistrales, Lecturas dirigidas, Cuadros comparativos, Exposiciones de alumnos, Video Foro, Dramas o informes, Debates e Investigación bibliográfica.

REPOSICION: 3 de mayo
ENTREGA DE CALIFICACIONES: 4 de mayo
INGRESO DE CALIFICACIONES: 5, 6 y 7 de mayo de 2016.











I UNIDAD.[1]

1.     ASPECTOS GENERALES DE LOS DERECHOS HUMANOS

1.1         Tipos de definiciones de derechos humanos

Existen por lo menos cuatro tipos de definiciones de Derechos Humanos:

1)    Tautológicas. No aportan ningún elemento nuevo que permita caracterizar tales derechos. Una definición tautológica muy repetida en la doctrina es la que afirma que "los derechos del hombre son los que le corresponden al hombre por el hecho de ser hombre".
2)    Formales. No especifican el contenido de los derechos, limitándose a alguna indicación sobre su estatuto deseado o propuesto. Una definición formal es la que afirma que "los derechos del hombre son aquellos que pertenecen o deben pertenecer a todos los hombres, y de los que ningún hombre puede ser privado".
3)    Teleológicas. En ellas se apela a ciertos valores últimos, susceptibles de diversas interpretaciones. Una definición teleológica es la que dice que "los derechos del hombre son aquellos que son imprescindibles para el perfeccionamiento de la persona humana, para el progreso social, o para el desarrollo de la civilización".
4)    Descriptivo (o explicativa). Entendiendo por definición descriptiva aquella que pretende compendiar los elementos estructurales de los Derechos Humanos. Desde esa perspectiva podría ser la siguiente: Son aquellas exigencias de poder social cuya toma de conciencia en cada momento histórico por los individuos y grupos sociales, en cuanto que manifestación de los valores sociales fundamentales, supone la pretensión de garantizarlos bien por la vía institucional, bien a través de medios extraordinarios. (http://www.iepala.es/curso_ddhh/).

1.2         Ejemplos de definiciones

Los Derechos Humanos han ido acentuando su importancia conforme va avanzando y desarrollándose la sociedad a nivel mundial y surgen con el fin de regular todas aquellas normas de protección que tienen las personas o humanos por el simple hecho de existir.

A continuación se presenta algunas definiciones de derechos humanos[2]:

 Para Herrera Ortiz, los Derechos Humanos son:

“Los Derechos Humanos o derechos del hombre, son un conjunto de principios filosóficos, un imperativo ético, un juicio de valor y todo aquello que es esencial para que un ser humano viva con la dignidad que le corresponde como ser humano.
Para Antonio Trovel y Serra, los Derechos Humanos son:

“… los privilegios fundamentales que el hombre posee por el hecho de serlo, por su propia naturaleza y dignidad. Son derechos que le son inherentes y que, lejos de nacer de una concesión de la sociedad política, han de ser consagrados y garantizados por ésta”

María teresa Hernández Ochoa y Dalia Fuentes Rosado dan la siguiente definición:

“Los Derechos Humanos son los que las personas tienen por su calidad humana. Pero es el estado el que los reconoce y los plasma en la Constitución, asumiendo así la responsabilidad de respetar esos derechos, a fin de que cada individuo viva mejor y se realice como tal”

El Diccionario Jurídico Mexicano del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, define a los Derechos Humanos como:

“… el conjunto de facultades, prerrogativas, libertades y pretensiones de carácter civil, político, económico, social y cultural, incluidos los recursos y mecanismos de garantía de todas ellas, que se reconocen al ser humano considerado individual y colectivamente”

Se entiende por Derechos Humanos al conjunto de atributos propios de todos los seres humanos que salvaguardan su existencia, su dignidad y su potencialidades por el mero hecho de pertenecer a la especie humana, que deben ser integrados y garantizados por los ordenamientos jurídicos nacionales e internacionales para evitar que el poder público y la sociedad los vulneren o violenten, por tener la calidad de derechos fundamentales.

Los Derechos Humanos van a requerir su inclusión dentro de un orden jurídico positivo para poder cumplir así con sus funciones sociales, éticas, políticas, axiológicas, culturales, morales, justicieras, pacificas, etc. Pues sólo cuando se les dote de plena eficacia, de actividad, de poder para actuar, para obrar, en suma para conseguir su fin, la vida y la convivencia de cada uno y de todos los hombres del mundo serán dignas.


2. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LOS DERECHOS HUMANOS[3]
2.1 Egipto, Mesopotamia, Grecia y Roma

A partir del momento que las distintas culturas acceden a la escritura y dejan testimonio de sus costumbres y creencias, podemos rastrear en sus textos los primeros esbozos de aquello que, a fuerza de evolucionar y perfeccionarse, al cabo de siglos acabaremos denominando derechos humanos. Las primeras noticias documentadas que podemos considerar como precursoras de esta gran aventura corresponden al Antiguo Egipto: "No he hecho daño a la hija del pobre." Libro de los Muertos (III milenio a.C.); alegaciones de un difunto ante el tribunal de Osiris, con el objetivo de asegurarse la vida eterna.

Pero es en Mesopotamia, también durante el tercer milenio antes de Cristo, donde aparecen por primera vez recopilaciones de normas, de forma sistematizada, orientadas a organizar la vida social. El Código de Urukagina (2350 a.C.), y el Código de UrNammu (2050 a.C., el primer código jurídico escrito que se conoce), fueron los precedentes del Código de Hammurabi (1700 a.C.). El Código de Hammurabi regulaba la conocida Ley del Talión, estableciendo el principio de proporcionalidad de la venganza, es decir, la relación entre la agresión y la respuesta.

 Más tarde, la cultura griega supuso un avance substancial, estableciendo el nacimiento de la democracia.  La democracia ateniense se basaba en un nuevo concepto de la dignidad humana, en el hombre libre, el ciudadano. Pero ciudadano no lo era todo el mundo: la ciudadanía por un lado estaba restringida a sólo una parte de la población, y que por otro los miembros que la disfrutaban influían de forma distinta en las decisiones de gobierno. Las mujeres, los extranjeros y los esclavos estaban excluidos de ser ciudadanos. El Código de Dracón (621 a.C.), es la primera recopilación de leyes escrita de Grecia; disponía que sólo el Estado tuviera la potestad de castigar a las personas acusadas de crímenes

Roma es otro de los grandes referentes de la antigüedad. Su mayor mérito consistió en reunir los logros de las civilizaciones que la habían precedido. Roma desarrolló de un amplio cuerpo de leyes: el Derecho Romano. El Derecho Romano representó un avance capital en la concepción de la justicia y sirvió como modelo para el desarrollo del derecho civil en los países occidentales, especialmente en la Europa Continental.

2.2 El nacimiento de las grandes religiones monoteístas

 Una de las grandes aportaciones a la construcción de la ética y la justicia es la del pueblo judío. En el Antiguo Testamento, de forma especial a través de sus profetas, se hacen relevantes declaraciones que exhortan a actuar con justicia y a comportarse fraternalmente:
"Ay de aquellos que dictan leyes inicuas, ay de los que escriben sentencias injustas, que niegan la justicia a los débiles y quitan sus derechos a los pobres de mi pueblo, depredan a las viudas y desnudan los huérfanos." Isaías 10, 1-2.

Pero el texto más difundido del Antiguo Testamento es Los Diez Mandamientos, considerado por el cristianismo como el germen de las modernas declaraciones de derechos humanos.
José Antonio Marina se refiere así a Los Diez Mandamientos: "En el decálogo hay que distinguir entre preceptos exclusivamente religiosos y preceptos éticos. (...) Los mandatos religiosos son: amar a Dios, honrar su nombre, santificar sus fiestas. Los demás son éticos. Honrar a los padres, no matar, no robar, no mentir, no codiciar lo ajeno, son preceptos admitidos por todas las morales. (...) Esta distinción entre preceptos religiosos y éticos se ve con mucha claridad en el resumen que da el cristianismo: los diez mandamientos se reducen a dos: amar a Dios (religioso) y amar al prójimo (ético).

Más tarde, a principios del siglo VII Mahoma empieza a divulgar el Islam, lo cual supone un proceso de humanización de las costumbres de las sociedades del Norte de África. Insistió en la igualdad de los seres humanos proclamada por el cristianismo.

El Islam, al igual que el cristianismo y todas las grandes religiones, se interpretará y vivirá de formas distintas, en ocasiones defendiendo principios progresistas (la igualdad entre los seres humanos, la reivindicación de un mayor respeto a la mujer, etc.), mientras que en otras ocasiones, basándose también en sus textos sagrados, impulsará el expansionismo violento, la intolerancia religiosa, la misoginia, la homofobia, la esclavitud, etc.

2.3 India y China

En la India y la China surgen también grandes pensadores que contribuyen a la transformación de aquellas sociedades. Buda (560-480 a.C.) cuestiona en sus enseñanzas el sistema de castas asociado al hinduismo, la tradición religiosa ya entonces dominante en la India. Con una influencia inicial sobre la India, luego el budismo se extenderá con gran fuerza por la China. "No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo." "Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí." "Más que mil palabras inútiles, vale una sola que otorgue paz.

Confucio (551-479 a.C.) tendrá una influencia determinante en China. Sus enseñanzas dieron lugar al confucianismo. Entre otras cosas exhortaba el buen gobierno (el ejercicio de la caridad y la justicia), al mismo tiempo que promulgaba el respeto a la jerarquía, aspecto este que facilitó que acabara convirtiéndose en la religión oficial del estado.

En la antigua India, además, se pueden identificar elementos precursores de lo que milenios más tarde serán las leyes modernas que intentan regular los conflictos armados (desarrolladas a partir de las Conferencias de la Paz de La Haya de 1899 y de 1907).
"A menos que participen en la guerra, no se deberá dar muerte a quienes vayan a pie por los caminos y no participen en el conflicto, los simples viajeros, quienes estén comiendo y bebiendo o abocándose a sus actividades u ocupaciones especiales, los diplomáticos en misión y, por supuesto, los brahmanes." Código de Manú (1r. milenio a.C.).

2.4  Invasiones germánicas, feudalismo y renacimiento

En Europa la invasión de los pueblos germánicos y la descomposición del Imperio Romano dan lugar al nacimiento de distintos reinos independientes. Los problemas étnicos y religiosos con las poblaciones asentadas anteriormente, su lucha por la supervivencia y su defensa ante las nuevas oleadas de invasores provocaron que a partir de entonces la fuerza fuera durante siglos la principal fuente de todo derecho, quedando en el olvido los avances filosóficos y sociales de la cultura grecorromana, entre ellos aquellos relativos a la defensa de los derechos de los individuos
. Surge en Europa una nueva organización social, el feudalismo que se caracteriza por la división de la sociedad en tres estamentos desiguales, basados en el linaje (o nacimiento) y el privilegio (ley privada para cada estamento):
 -La Iglesia, representante del poder divino en la tierra.
 -Los nobles, poseedores del poder político y, juntamente con la Iglesia, de la propiedad de la tierra.
 -Los siervos, obligados a permanecer en las tierras y sometidos a la autoridad política, judicial y fiscal del señor feudal.

A partir del siglo XII, con el renacimiento de las ciudades, toma fuerza una nueva clase social: la burguesía. Sus miembros, al sentirse desvinculados de las sumisiones feudales, inician una larga lucha en defensa de sus derechos: se inicia una lenta recuperación en toda Europa. De esta época de transición es la Carta Magna (1215), favorable a los nobles y burgueses ingleses, que el rey Juan Sin Tierra se vio obligado a aceptar, renunciando a ciertos derechos y obligándose a respetar determinados procedimientos legales, reconociendo así que la voluntad del rey estaría sujeta a la ley.  También durante esta época, paradójicamente, y como consecuencia de la progresiva restauración de los sistemas judiciales, adquiere gran protagonismo la tortura como práctica judicial, como forma eficaz de obtener confesiones.

A mediados del siglo XV se inicia el Renacimiento en Italia. Su filosofía será el Humanismo, el cual tendrá una gran influencia en Europa hasta los tiempos de las Reforma luterana y la posterior Contrarreforma católica del siglo XVI. Inspirado en la antigüedad clásica, el Renacimiento recobra la concepción griega del hombre como medida de todas las cosas, y la libertad de pensamiento y de acción se vuelve irrenunciable. El derecho natural abandona la base teológica sobre la que se había asentado durante la Edad Media y adopta una concepción puramente racionalista. Los derechos empiezan a girar alrededor de la persona individual independiente de la colectividad.


2.5 Nuevos mundos, colonialismo, esclavitud y genocidios

En 1492 se produce el llamado descubrimiento de América, de hecho, la llegada de Colón a las islas del Caribe sería más adecuado llamarla el inicio de la conquista o invasión del continente americano, incorporando así el componente conflictivo y violento que tuvo el encuentro de los dos mundos.
Los grandes abusos que se cometieron, el genocidio y la explotación de las poblaciones indígenas que se llevó a cabo, en ocasiones también movieron a la reflexión sobre aquellos aspectos más inadmisibles de la política colonialista. La intervención Europea en América central y del Sur tuvo graves efectos sobre la población indígena, ya fuera a causa de las servidumbres o de las transmisiones de enfermedades o por las muertes violentas que se produjeron durante la conquista. En América del Norte los efectos fueron todavía más devastadores, produciéndose un genocidio que afectó a la mayoría de las poblaciones indígenas, al mismo tiempo que se recluía a los pocos supervivientes en reservas.

Durante la colonización americana los auténticos olvidados fueron los esclavos de origen africano. En las colonias renacía la esclavitud, y bajo sus peores formas. En pocos años, el comercio de esclavos negros adquirió una importancia económica de primer orden, y sin mayores escrúpulos los países europeos se fueron sumando a este comercio de personas: España, Portugal, los Países Bajos, Inglaterra, Francia. Durante los tres siglos y medio que duró la trata atlántica, más de diez millones de personas africanas fueron transportadas a las colonias americanas.
De hecho, las colonizaciones promovidas por los estados europeos a partir del siglo XV son la continuación natural de los expansionismos anteriores de las potencias dominantes en cada momento histórico.

2.6 Siglos XVII y XVIII. Las grandes declaraciones

Durante el siglo XVII, en Inglaterra, se producen tres hechos relevantes:

 -La Petición de Derechos (1628), que protegía los derechos personales y patrimoniales. Presentada por el Parlamento y aprobada a la fuerza por el rey Carlos I, al no respetar éste posteriormente las reclamaciones que contenía se originó la Revolución Inglesa, que acabó con la victoria parlamentaria y la decapitación de Carlos I en 1649.
 -El Acta de Habeas Corpus (1679), que prohibía las detenciones sin orden judicial. La redactaron los miembros del Parlamento durante el reinado de Carlos II, para protegerse de prácticas entonces corrientes que vulneraban los derechos de los acusados y de los presos.
 -La Declaración de Derechos (1689), que consagraba los derechos recogidos en los textos anteriores. Fue impuesta por el Parlamento, como condición previa a su coronación, a la reina María II Estuardo y a su esposo Guillermo de Orange. Se trata, por primera vez, de un verdadero contrato, establecido entre los soberanos y el pueblo, también soberano.

El filósofo inglés Thomas Hobbes (1588-1679) propuso por primera vez que el origen del Estado fuera un pacto entre todos los ciudadanos, negando así el origen divino del poder, defendido por el absolutismo de la escolástica medieval.
. El también inglés John Locke (1632-1704), propuso que la soberanía emanaba del pueblo y consideraba que los ciudadanos poseen unos derechos a los que no pueden renunciar.

Las primeras grandes declaraciones se produjeron en las colonias inglesas de Norteamérica, impulsadas por sus conflictos con la corona inglesa:
 -El 12 de junio de 1776 Virginia proclamó su Declaración de Derechos.
 -El 4 de julio de 1776 tiene lugar la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.
 -Durante este año y los posteriores, las trece colonias de la inicial Confederación hacen también declaraciones de derechos parecidas a la de Virginia. La Declaración de Independencia, redactada por Thomas Jefferson, proclamaba lo siguiente: "Sostenemos como verdaderas evidencias que todos los hombres nacen iguales, que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, entre los cuales se encuentra el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad..."

 En Europa, en los tiempos agitados de la Revolución Francesa, en 1789 se proclama en París la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. La Declaración otorgaba a los individuos, como en el caso de las diez primeras enmiendas americanas, algunos derechos completamente actuales: la presunción de inocencia, la libertad de opinión y de religión, la libertad de expresión y el derecho a la propiedad. También recogía principios fundamentales de orden político: el derecho a la resistencia contra la opresión, el sistema de gobierno representativo, la primacía de la ley y la separación de poderes. Las declaraciones americanas y francesa suponen un hito fundamental en la historia de los derechos humanos, de forma concreta por primera vez, y la proclamación de la "libertad, igualdad y fraternidad" de los seres humanos se acompaña con la afirmación de la separación de los poderes legislativo y ejecutivo, la primacía del poder del pueblo y de sus representantes y la subordinación del poder militar al poder civil.
Al afirmar que la autoridad legítima del Estado emana directamente y solamente de la voluntad de los ciudadanos (ni de una divinidad, ni de un rey, ni de ningún otro estamento social)


2.7 El siglo XIX

El siglo XIX es un siglo de avances y retrocesos. Los principales aspectos a resaltar son los siguientes:
-La abolición de la esclavitud.
La esclavitud fue abolida de forma progresiva en los distintos estados europeos y americanos, primero prohibiendo la trata de esclavos y luego la esclavitud misma. Su abolición fue el resultado en Europa y América de un intenso debate entre los esclavistas y los abolicionistas.

 -El inicio de la reivindicación de los derechos sociales.
El inicio de la reivindicación de los derechos sociales El siglo XIX es el siglo de la Revolución Industrial, de las reivindicaciones proletarias y de la conquista del reconocimiento del derecho de asociación. Aparecen nuevas teorías sociales: el socialismo utópico, el socialismo científico (marxismo) y el anarquismo. Los movimientos obreros emprenden la defensa de los derechos humanos desde una perspectiva colectiva, de manera más amplia y organizada.

 -La extensión del sufragio.
En un inicio estaba claramente restringido, limitado al cumplimiento de distintos requisitos, como el nivel de instrucción, de renta o la clase social: los analfabetos, los pobres y los esclavos no podían votar. Por lo que la extensión del sufragio se reivindicará a través de vías distintas: a) Las sufragistas americanas e inglesas inician la reclamación del derecho al voto de las mujeres. b) El auge del movimiento socialista impulsa entre otras reivindicaciones la del sufragio universal (incidiendo más en el aspecto de clase que en el de sexo).  c) El liberalismo, representado por John Stuart Mill, aboga tanto por la extensión del sufragio a las mujeres como por la eliminación del sufragio censitario (condicionado a determinados requisitos patrimoniales, educativos o sociales).

 -La influencia del liberalismo.
El liberalismo Desde otra perspectiva, el liberalismo y el romanticismo de este siglo tienen un peso específico en el fortalecimiento de la libertad de los individuos, y en que las constituciones nacionales que se van creando la tengan en cuenta

 -El establecimiento de las primeras normas de Derecho Internacional Humanitario.
El siglo XIX es también el del inicio del Derecho Internacional Humanitario, es decir, las distintas normas, en su mayoría reflejadas en las Convenciones de Ginebra, que tienen como objetivo evitar o limitar el sufrimiento humano en tiempos de conflictos armados. en 1864, se firmó la Primera Convención de Ginebra, destinada a regular la asistencia a los militares heridos durante los conflictos bélicos. Posteriormente, en 1906, 1929 y 1949 se firmaron sucesivamente la Segunda, Tercera y Cuarta Convenciones de Ginebra.

2.8 El siglo XX

El siglo XX es el de la consolidación de los derechos económicos y sociales. El derecho al trabajo, a sus frutos, y a la seguridad social pasan a ser las nuevas exigencias y se reclama su protección. Dentro de distintos entornos culturales y regímenes políticos, se irán interiorizando estas demandas, y ya a principios de siglo ven su consagración jurídica al ser recogidas en algunas constituciones y documentos (Casos como México,  Alemania, Rusia).

Producto del conflicto generado por la Primera y Segunda Guerra Mundial se Crea la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1954, contando actualmente con 193 miembros.  Uno de los primeros trabajos de las Naciones Unidas fue la elaboración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con la que se dotó a sí misma de un documento marco para la convivencia entre los seres humanos, con el objetivo de que estos derechos llegaran a formar parte del derecho positivo de todas las naciones. Con el paso de los años, la Declaración Universal, que como tal no es de carácter vinculante, se ha ido completando con otros documentos de las Naciones Unidas:
-Convención para la prevención y la sanción del delito de genocidio (1948, entrada en vigor en 1951)
- Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales (1966, entrada en vigor en 1976
-Pacto Internacional de derechos civiles y políticos (1966, entrada en vigor en 1976)
 -Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979, entrada en vigor en 1981)
-Convención sobre los derechos del niño (1989, entrada en vigor en 1990)

Pero tampoco hay que olvidar que ninguna conquista alcanzada es una garantía de cara al futuro. Casos como los genocidios cometidos durante la guerra de Bosnia-Herzegovina (1992-1995), o el genocidio de Ruanda hicieron que se creara el Tribunal Penal Internacional, de carácter permanente, el cual entró en vigor en 2002, al sumar las necesarias ratificaciones estatales El Tribunal tiene por objeto ser un instrumento capaz de asumir la defensa jurídica de las víctimas de violaciones de derechos humanos en cualquier parte del mundo y, especialmente, en los casos de crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad.

 Al iniciarse el siglo XXI, además de distintos conflictos bélicos y su larga secuela de violaciones de derechos humanos, siguen persistiendo otras muchas violaciones de derechos humanos, en general arrastradas desde los tiempos más remotos:
-El azote del hambre padecido por millones de personas, en un mundo globalizado y con los recursos necesarios para alimentar toda la humanidad.
 -La falta de acceso a la sanidad y a la educación de una parte considerable de la humanidad.
 -La persistencia de la esclavitud, en su forma más tradicional circunscrita a casos muy concretos, pero diseminada por todo el mundo bajo nuevas formas de servidumbre (prostitución forzada, trabajo esclavo infantil, etc.).
 -La persistencia de la tortura (incluso en ocasiones la reivindicación de su legalización) a socaire de la nueva lucha antiterrorista
. -La misoginia y la homofobia, cobijada en prejuicios ancestrales y alentada en ocasiones por algunas interpretaciones religiosas.
 -El racismo y la xenofobia, alentado por los prejuicios o la defensa de privilegios de sectores sociales de las zonas más prósperas a las que intenta acceder la población de algunas zonas depauperadas y sin recursos
 - las tensiones y conflictos relacionados con los llamados derechos de tercera generación, de modo especial el derecho a un medio ambiente saludable y sostenible.


III  FUNDAMENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS[4].

3.1  Definición de Fundamento.

Se entiende aquí por fundamento de los Derechos Humanos la realidad o realidades, de carácter social o intersubjetivo, que proporcionan a los Derechos Humanos la consistencia necesaria para que puedan ser reconocidos, respetados y promovidos en su conjunto, de forma indivisible e interdependiente, y puedan proyectarse hacia un desarrollo siempre abierto y perfectible. Esa realidad no es otra que el valor social fundamental de la dignidad de la persona humana.
El fundamento (la dignidad) de los Derechos Humanos tiene las siguientes características:
1)    Es un fundamento estable o permanente. El fundamento de los Derechos Humanos es el centro de gravedad o referencia que da sentido de unidad y permanencia a los mismos.
2)     Tiene carácter histórico, de tal manera que va tomando significado y sentido según las distintas épocas o culturas que lo materializan. Puede decirse, por tanto, que formalmente es estable, pero materialmente variable. O dicho de otra manera un fundamento de estructura estable, pero de contenido variable.
3)     Existe, en consecuencia, un concepto formal, universalmente aceptado, acerca del fundamento de los derechos, que es la dignidad de la persona humana, pero su significado y contenido varía de unas culturas a otras y de una épocas a otras.
4)    es  un concepto que se va enriqueciendo históricamente. Es decir, las conquistas y logros para la dignidad de la persona humana se convierten en cada época en el mínimo imprescindible para épocas futuras. Por tanto, es un concepto que se va ensanchando y llenando de contenido a lo largo de la historia.
5)     Determina en una doble dirección, la base, el sustento y el engarce tanto de los Derechos Humanos, como de sus correlativos deberes básicos, y a su vez de los derechos fundamentales y de sus correlativos deberes jurídicos fundamentales.
6)     El fundamento de los Derechos Humanos tiene naturaleza valorativa: es un valor social fundamental que está en estrecha relación con un doble plano de lo social: con las necesidades básicas, que constituyen el objeto de los Derechos Humanos, y con los demás valores sociales fundamentales: justicia, igualdad, paz, vida, seguridad y felicidad.

3.2  Clasificación del Fundamento de los DD.HH.

Puesto que como ya se ha visto con anterioridad los Derechos Humanos son una realidad compleja de naturaleza ético-jurídica y política. Según el ámbito al que se refiere la fundamentación de los Derechos Humanos puede hablarse de diversos tipos o clases de fundamentación:
 a) fundamentación ético-jurídica o iusfilosófica, cuyo estudio corresponde a la filosofía del Derecho.
b) fundamentación jurídico-positiva, cuyo estudio corresponde a la ciencia jurídica.
c) fundamentación jurídico-política, cuyo estudio corresponde a la Filosofía Política.
d) fundamentación ético-religiosa, cuyo estudio corresponde a las diversas religiones. En el pensamiento cristiano corresponde su estudio a la Teología Moral.

3.2.1  Fundamentación ético-jurídica o iusfilosófica

Dentro de la fundamentación ético-jurídica o iusfilosófica de los Derechos Humanos puede establecerse una doble vía, que determina dos líneas de respuesta completamente opuestas y que, por así decirlo, atraviesan o recorren toda la historia del pensamiento filosófico-jurídico. Esa doble vía corresponde a dos grandes corrientes de pensamiento: La corriente iusnaturalista y la corriente iuspositivista.

La corriente iusnaturalista

Para esta corriente de pensamiento el fundamento del derecho positivo -y, consiguientemente, de los derechos fundamentales- se encuentra en los Derechos Humanos en cuanto que derechos que corresponden, "per se", a la naturaleza humana. De ahí que ese fundamento se encuentre en lo peculiar de la naturaleza humana respecto de los demás seres: su especial dignidad. Pero, dado que por dignidad se entiende la condición por la que se merece algo. Para evitar caer en una definición circular, el iusnaturalismo afirma que aquello por lo que el hombre se hace merecedor de todos estos derechos es libertad, que supone racionalidad, posibilidad de autodominio, comunicación, amor y solidaridad.
Dentro de la p fundamentación iusnaturalista, puede hablarse de un doble fundamento:
§  Un fundamento último mediato o indirecto: El fundamento último de los Derechos Humanos está en la dignidad de la persona humana. Para el iusnaturalismo medieval, el carácter personal era lo que hacía que el hombre fuese imagen y semejanza de Dios. Para el iusnaturalismo moderno, este carácter se da (como dato objetivo, real, como hecho social) en la existencia misma del hombre como ser racional, con posibilidad de realizarse igualitaria, libre y solidariamente junto a los demás seres humanos. Por tanto, ser persona no es sólo disponer de sí mismo, sino disponer de sí mismo junto a otros, que también tienen el derecho y el deber de disponer de sí.

§  Un fundamento próximo, inmediato o directo de los Derechos Humanos: El fundamento próximo, inmediato o directo de los Derechos Humanos está en el valor seguridad, y por tanto, en la necesidad de garantizar, para poder respetar la dignidad de la persona humana y los valores que de ella derivan, los concretos Derechos Humanos en cuanto que concretas dimensiones de los valores justicia, vida, libertad, igualdad y solidaridad.

La corriente iuspositivista

Para esta corriente de pensamiento el fundamento jurídico de los derechos fundamentales se encuentra exclusivamente en las mismas normas de derecho positivo que los reconocen.
.

3.2.2 Fundamentación jurídico-positiva

La fundamentación jurídico positiva de los Derechos Humanos no puede estar sino en los valores -y en los principios que derivan de ellos- que las constituciones reconocen, bien de forma explícita, bien de forma implícita. Como señala el profesor Antonio Enrique Pérez Luño:

Los valores constitucionales poseen una triple dimensión:
§  Fundamentadora, en el plano estático, del conjunto de disposiciones e instituciones constitucionales, así como del ordenamiento jurídico en su conjunto. Por ello, la doctrina germana los concibe como "valores fundamentales" y nuestra Constitución como "valores superiores", para acentuar su significación de núcleo básico e informador de todo el sistema jurídico- político;

§  Orientadora, en sentido dinámico, del orden jurídico-político hacia unas metas o fines predeterminados, que hacen ilegítima cualquier disposición normativa que persiga fines distintos u obstaculice la consecución de aquellos enunciados en el sistema axiológico constitucional;

§  Crítica, en cuanto que su función, como la de cualquier otro valor, reside en su idoneidad para servir de criterio o parámetro de valoración para justipreciar hechos o conductas. De forma que es posible un control jurisdiccional de todas las restantes normas del ordenamiento en lo que puedan entrañar devalor o disvalor, por su conformidad o infracción a los valores constitucionales.


3.2.3 Fundamentación jurídico-política

Ya hemos visto antes, cuando hemos visto la fundamentación iusfilosófica de los Derechos Humanos, que la idea de dignidad de la persona humana, en cuanto que fundamento de los derechos está en la base de la estructura jurídica política del Estado de derecho. Ahora bien la cuestión que se plantea desde esta perspectiva es cómo fundamentar esa conexión existente entre dignidad y Estado de Derecho. La cuestión afecta o hace referencia a lo que se entiende como el criterio de legitimación, es decir, de fundamentación de la legitimidad del estado democrático.

3.2.4  Fundamentación ético-religiosa.

Dentro del pensamiento católico se afirma que la dignidad de la persona humana -en cuanto fundamento de los Derechos Humanos- proviene de Dios y su destino está en Dios. Y con esa misma base teológica se afirma, en un plano estrictamente humano, que lo que caracteriza esencialmente al ser personal es la "autoposesión" de su ser y de sus actos, la intimidad siempre viva de su mundo propio, la autodeterminación y autoconfiguración de un ser insubstituíble, irrepetíble, cerrado en sí y capaz de disponer de sí mismo".
Esta misma configuración del fundamento de los Derechos Humanos es la que defienden teólogos como Hans Küng y Karl Rahner. Este último autor afirma: "es la dignidad de la persona humana que puede entenderse como una determinada categoría de un ser que reclama ante sí y ante otros, estima, custodia y realización".






IV. OTROS ELEMENTOS A CONSIDERAR[5]
4.1 Características de los Derechos Humanos

En cuanto a las características que la doctrina jurídica señala para estos derechos que son importantes para el hombre, son Generalidad, Imprescriptibilidad, Intransferibilidad y Permanencia.

a)            Generalidad: Los derechos Humanos van a ser generales porque los van a tener todos los seres humanos sin distinción alguna, y van a ser universales porque para estos derechos no caben limitaciones de fronteras políticas, ni creencias o razas, su esencia los lleva a manifestarse con dicha validez universal.
b)            Imprescriptibilidad: Son imprescriptibles porque no se van a perder por el tiempo, ni por alguna otra circunstancia o causa que de ordinario extinga a otros derechos no esenciales.
c)            Intransferibilidad: Son intransferibles porque el derecho subjetivo derivado e individualizado que de ellos emana, no puede ser cedido, contratando o convenido para su pérdida o menoscabo.
d)            Permanencia: Son permanentes porque protegen al ser humano de su concepción hasta su muerte; porque no tienen valor sólo por etapas o generaciones, sino siempre.

4.2  Rasgos distintivos de los Derechos Humanos
a) Universalidad: Este tipo de rasgos de universalidad se refiere a que la titularidad de dichos derechos se encuentra en todos los hombres y los beneficia a todos; su posesión no puede ser restringida a una clase determinada de individuos, ni tampoco pueden extenderse más allá de la especie humana. El hecho de pertenecer a la especie humana es condición suficiente de gozar de los Derechos Humanos.
Son derechos universales ya que le corresponden a todas las personas, se le asignan a todos los seres humanos sin excepción, su titularidad trasciende las fronteras (físicas o culturales) y se va a instalar por encima de las condiciones reales producidas por los caprichos del legislador común, del arbitrario desconocimiento de los Estados, de posperjuicios, del nacionalismo, de los intereses económicos…”
La universalidad significa es la condición del ser humano en virtud de la cual se van a tener derechos fundamentales, van en búsqueda de valores que están dirigidos al servicio del hombre y a la preservación de su condición de persona.
La Universalidad de los derechos humanos, comprende la titularidad de derechos para todos y la titularidad de los deberes jurídicos correlativos para todos, es decir, para toda sociedad, poder y autoridad.
b)        Incondicionalidad: Estos se sustentan en que los derechos fundamentales son incondicionales; es decir, que no están sujetos a condición alguna, sino únicamente a lineamientos y procedimientos que determinan los límites de dichos derechos.
c)         Inalienabilidad: Se refiere a que los Derechos Humanos no pueden perderse ni transferirse por su propia voluntad, porque son inherentes a la idea de dignidad del hombre
La inalienabilidad quiere decir que su titularidad no puede perderse por voluntad propia de sus poseedores, quiere decir que un objeto no puede ser vendido, esto es sustraído del patrimonio de su titular, por lo que la inalienabilidad otorga un estatuto especial a ciertos derechos o bienes impidiendo su salida del patrimonio de las personas por virtud de un interés general, del interés de determinadas personas especialmente protegidas o por razones particulares.
Inalienable.- de acuerdo al diccionario de la Lengua Española, se refiere a “aquello que no se puede enajenar “, lo cual a su vez se define como “pasar o transmitir a alguien el dominio de algo o algún otro derecho sobre ello.” Por lo tanto, aplicado el significado a la materia que nos ocupa podemos establecer que se refiere a aquellos derechos que son del hombre y que no se les puede quitar, ya que son inherentes a él.


4.3 Clasificación de los Derechos Humanos

Las clasificaciones que se han dado para agrupar a los Derechos Humanos, hablan de las generaciones de derechos; las cuales se van a referir a las etapas en que ciertas categorías de prerrogativas y garantías legales se han ido otorgando a los hombres

1)     Primera Generación: Derivados de las relaciones jurídicas en general
2)     Segunda Generación: Están dados en un sentido más político e ideológico,  con  respeto  a  la  integridad física y sociológica del hombre entendido como  individuo  digno  de  respeto  y consideración en una esfera mínima de bienestar social.
3)     Tercera Generación: Derechos sociales, que se manifiestan en el  contexto  de  la  colectividad  o  de  la propia  humanidad  en  su  conjunto,  en cuanto  a  la  supervivencia,  sanidad  y disfrute de la vida sobre la tierra (como el derecho a la paz, conservación ecológica, de los refugiados, et

En los últimos años se ha hablado también de otras variables clasificatorias, como son los derechos de género, particularmente referidos a la mujer y su protección, derechos de las minorías o grupos que requieren de cierta atención especial y protección por su posición en la sociedad: como derechos del niño, del anciano, de los indígenas, enfermos, etc.

Además de que se tiene una clasificación que va a tomar en cuenta diversos factores de integración, de protección o de alcance de estos derechos, como:

• Por el sujeto trasgresor: órganos estatales y otros

• Por el alcance y el órgano de protección: nacionales e internacionales

• Por el titular del derecho: personas físicas o colectivas

• Por los tiempos en que suceden: emergencias, guerra, calamidades o estado de paz

• Por su forma de protección: jurisdiccionales y no jurisdiccionales

La primera generación, va a atender a derechos civiles y políticos (libertades clásicas), lo van a constituir los reclamos que motivaron los movimientos revolucionarios en diversas partes a nivel mundial a finales del siglo
XVIII, se consagran esas exigencias como auténticos derechos los cuales están difundidos internacionalmente.
La segunda generación, la van a constituir los derechos económicos, sociales y culturales, por medio de los cuales el estado de Derecho pasa a una etapa superior, o sea a un Estado Social de Derecho, donde se demanda un Estado de Bienestar que imponga programas, acciones y estrategias para lograr un goce total de las personas.

La tercera generación es creada para aumentar y promover el progreso social y elevar el nivel de vida de todos los pueblos, en un contexto de respeto y colaboración mutua entre las distintas naciones de la comunidad internacional.
Los Derechos Humanos van a requerir su inclusión dentro de un orden jurídico positivo para poder cumplir así con sus funciones sociales, éticas, políticas, axiológicas, culturales, morales, justicieras, pacificas, etc. Pues sólo cuando se les dote de plena eficacia, de actividad, de poder para actuar, para obrar, en suma para conseguir su fin, la vida y la convivencia de cada uno.




[1] / Una parte importante del presente documento es tomado del Curso sistemático de derechos humanos que aparece en la página http://www.iepala.es/curso_ddhh/. Varios apartados son tomados literalmente o se modifican para facilitar la lectura de los estudiantes.
[2] Definiciones recopiladas de http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/ledi/zamora_h_ck/capitulo1.pdf.
[3] Este resumen es elaborado en base al documento publicado por Amnistía internacional, para ampliar la lectura puede descargarlo en la  siguiente página web http://www.amnistiacatalunya.org/edu/pdf/historia/dudh-historia.pdf.
[4] Resumen elaborado en base al documento sobre fundamento de los derechos humanos, disponible en http://fongdcam.org/manuales/derechoshumanos/datos/docs/Punto%202%20Articulos%20y%20Documentos%20de%20referencia/2.1%20DEFINICIONES%20%20TEORIAS%20CARACTERISTICAS/2.1.1%20fundamento%20de%20los%20Derechos%20Humanos_iepala.pdf
[5] Resumen tomado del siguiente sitio web http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/ledi/zamora_h_ck/capitulo1.pdf.